Crédito de Salud

Se entenderá por crédito de Salud, el préstamo orientado a satisfacer necesidades por enfermedad, servicios médicos del asociado y sus familiares, a saber: atención médica, exámenes de laboratorio, medicamentos bajo receta médica, operaciones, servicios de óptica, anteojos y/o lentes de contacto para corregir problemas de la vista, prótesis, equipos ortopédicos, servicios odontológicos y ortodoncia y otros no contemplados en los anteriores.

Además se considerará como crédito de salud aquellos gastos orientados a la adquisición de equipos deportivos como bicicletas, bandas caminadoras y otros que contribuyan a la salud del asociado y sus familiares.  No aplica para la compra de electrodomésticos, juguetes, ropa y calzado.

 

El monto máximo para el crédito de salud será de ¢5.000.000,00 (cinco millones de colones), con garantía fiduciaria. El plazo máximo de este tipo de crédito será de 96 meses y devengará una tasa fija de interés del 11 % anual sobre los saldos.  Se regirá por el modelo de facturas pro forma.  Las transferencias electrónicas se girarán a las personas físicas y/o jurídicas respectivas que faciliten los bienes y servicios de forma parcial o total según la conveniencia y solicitud del asociado. Bajo esta modalidad de créditos podrán cancelarse los gastos que el asociado hubiere incurrido en los últimos dos meses para adquirir los servicios; para ello requerirá hacer la formulación del crédito con sus respectivos documentos y facturas originales.  Todas las facturas deberán estar autorizadas por la Dirección General de Tributación Directa.

El plazo máximo para que un asociado liquide un préstamo de salud, (presentación de facturas a nombre del asociado) es de treinta días naturales a partir del giro de los recursos.